6 razones por las que abrir una tienda online es sorprendentemente sencillo

Tener una tienda física no es la única forma de vender sus productos. Con el crecimiento del comercio electrónico, casi cualquier empresa puede abrir una tienda online y vender sus productos directamente a los consumidores. Sin embargo, muchas pequeñas empresas tienden a pasar por alto esta opción. ¿Por qué? Quizás porque abrir una tienda online parece mucho trabajo; al fin y al cabo, hay que crear un sitio web, encontrar un alojamiento, diseñar la tienda, averiguar el proceso de pago y cargar los artículos, entre otras cosas. Suena estresante. Pero con las herramientas y los recursos digitales actuales es bastante sencillo crear una tienda online en unas pocas horas.



En esta entrada del blog compartiremos 6 razones por las que abrir una tienda online podría ser sorprendentemente sencillo para ti:


1. Puedes empezar con una prueba gratuita

Si no está seguro de si su producto se venderá bien en Internet, ¿por qué no dedica un poco de tiempo a una prueba gratuita? Muchos alojamientos web ofrecen pruebas gratuitas para que puedas probar y ver si tu producto se vende antes de tener que comprometerte. Es una buena manera de empezar con poco riesgo.


Utiliza este código si deseas hacer una prueba gratis: https://www.shopify.com/?ref=e-comm

2. En realidad es bastante barato crear una tienda online

Si tienes un presupuesto ajustado, abrir una tienda online puede ser una forma muy asequible de vender tus productos. Hay muchas opciones gratuitas o de bajo coste, como los creadores de sitios web gratuitos y las plataformas de comercio electrónico como Shopify, que proporcionan alojamiento para tu tienda.

3. No necesitas mucho tiempo para construirlo


Crear una tienda online no requiere mucho tiempo. No es lo mismo que construir un gran sitio web desde cero. Puedes tenerla lista en sólo unas horas. Hay un montón de herramientas y plantillas que puedes utilizar para diseñar tu tienda, lo que significa que no necesitas ser un experto en tecnología para hacerlo.

4. Las herramientas que le ayudan a construir y gestionar su tienda mejoran continuamente.

Las herramientas utilizadas para crear y gestionar una tienda online mejoran continuamente, facilitando el proceso a las pequeñas empresas. Ya no es necesario saber cómo codificar para crear tu propia tienda: ¡hay un montón de constructores de arrastrar y soltar disponibles! Además, muchos proveedores de alojamiento tienen tiendas integradas que permiten vender productos desde el primer momento.

5. A los consumidores les encanta comprar en una tienda online.

Con el auge del comercio electrónico, los consumidores están acostumbrados a comprar productos en línea. La mayoría de las compras se realizan ahora en línea. Por ello, los consumidores prefieren comprar en una tienda online antes que en una tienda física. Esto se debe a que pueden conseguir lo que quieren sin salir de su casa u oficina. Es cómodo y ahorra tiempo.

6. Puede ayudarle a hacer crecer su negocio, tanto física como digitalmente.

La clave de muchas pequeñas empresas hoy en día es la capacidad de hacer crecer su negocio. Eso puede ser un reto cuando sólo se tiene un local físico. Abrir una tienda online puede ayudar a que su negocio crezca tanto física como digitalmente. De hecho, el 30% de todas las ventas al por menor se realizan en línea. Y con el auge del comercio electrónico, cada vez son más las personas que compran productos en una tienda online en lugar de en una tienda física como Walmart o Target. Abrir una tienda online no significa que tenga que renunciar a su ubicación física. Puede seguir vendiendo sus productos en persona y utilizar su sitio web o las redes sociales para el marketing digital. Una de las ventajas de abrir una tienda online es que facilitará que los clientes que viven demasiado lejos de su ubicación física puedan comprar en su negocio.

Conclusión

Abrir una tienda en línea puede parecer complejo y llevar mucho tiempo, pero puede empezar con una prueba gratuita para ver si es adecuado para usted. Una vez que tenga una idea de las características que quiere que tenga su tienda, puede empezar a buscar el proveedor que mejor se adapte a sus necesidades. Crear una tienda online es bastante barato, y las herramientas que te ayudan a construirla y gestionarla mejoran continuamente. Con un poco de tiempo y esfuerzo, podrías estar en camino de hacer crecer tu negocio tanto física como digitalmente.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo